Mazo de descartes

Viaje a Luciana (I). Paraje entre ribera y monte

1 comentario

Vista de Luciana desde el aforo ( Rio Bullaque, invierno)

Vista de Luciana desde el aforo (Río Bullaque, invierno)

Hoy os proponemos un viaje hacia tierras de Ciudad Real, pero no a la típica llanura de La Mancha donde el Quijote tuvo sus aventuras, no. Os proponemos visitar un rinconcito protegido por la exuberante serranía Norte de los Montes de Toledo y rodeado por dos ríos: Guadiana y su afluente El Bullaque. Se trata de Luciana, una pequeña población de apenas 400 habitantes que atesora un valiosísimo patrimonio natural y paisajístico, lo que hace que todo el que se acerca a contemplarlo quiera repetir la experiencia.  Comenzamos pues nuestro recorrido poniéndonos en situación acerca de este encantador municipio.

 

Luciana se encuentra en el Oeste de la provincia de Ciudad Real, a 38 kilómetros de la capital Ciudadrealeña siguiendo la N- 430 (carretera de Badajoz). Su historia parece comenzar tiempo antes de la época romana, pues existen algunas ruinas prerrománicas, oretanas y fenicias siendo durante la época romana conocida como Leuciana. Algunos vestigios de esta época son los cimientos del puente y el Viejo Molino del Comendador, situado junto al cauce del Guadiana. Se cuenta que Leuciana se encontraba dentro del Camino Antonino otorgándole este hecho una cierta importancia como lugar de paso. Del municipio casi no se vuelve a tener datos oficiales hasta que los Reyes Católicos le concedieron el título de villa.

 

Los lugares de interés histórico y natural más importantes que se deben visitar

La ermita de la Virgen del Rosario, la Iglesia  y el Ayuntamiento en la Plaza Consistorial.

La ermita es un edificio religioso dedicado a la patrona del pueblo. Su fecha de construcción no está clara y lo que puede verse es una restauración realizada en mampostería utilizando materiales de la zona como la cuarcita. El edificio es de planta rectangular, con un tejado a dos aguas y espadaña a dos cuerpos con las campanas simulando las antiguas ermitas que aparecen en los pueblos de la Vía de la Plata. En la ermita se guarda la figura de la patrona del pueblo, la Virgen del Rosario cuya festividad oficial es el primer domingo de Octubre, aunque las fiestas patronales se celebran el 8 de septiembre.

 La Iglesia parroquial guarda la figura de Santa María Egipciaca. El culto a esta santa es peculiar, ya que es uno de los pocos pueblos de España que relatan y mantienen viva su leyenda. Su mito nos llega desde Alejandría y guarda estrecha relación con la Orden de San Antonio Abad y especial semejanza con la historia de María Magdalena. Su festividad es el 2 de abril. Pero de ella y su leyenda hablaremos en otro post.

El Edificio del Ayuntamiento gobierna la plaza con su reloj en lo alto. Fue reedificado en 1845 después de sufrir un aparatoso incendio durante las guerras Carlistas.

Ermita Virgen del Rosario

Ermita Virgen del Rosario

Plaza Consistorial y Ayuntamiento de Luciana

Plaza Consistorial y Ayuntamiento de Luciana

 

 

 

 

 

Antiguo Molino del Comendador y el Puente del Molino.

En la actualidad se encuentra en ruinas pero podéis contemplar las diferentes estructuras que componían el edificio de mampostería cuyos cimientos datan aproximádamente de la época romana. El molino se mantuvo en actividad hasta los años 50 y se dedicaba a producir harina. Ahora la maleza es quien mora tras su inquietante fachada y aún el viento trae ecos de la molienda y el crujir de la rueda. Pero aunque el tiempo haya hecho mella en él, se sitúa en un enclave maravilloso y mágico a orillas del río Guadiana.

La vegetación ribereña formada por: chopos, fresnos, taráis, álamos, olmos (aún se conservan algunos troncos que como fantasmas recuerdan  la terrible plaga de grafiosis) daban el aspecto y la sensación de caminar a través de un bosque encantado, haciendo del caminante un feliz y relajado espectador de la naturaleza en todo su esplendor. Este molino se encuentra dentro de la Ruta del Guadiana que cruza el término municipal de Luciana en dirección a La Puebla de Don Rodrigo, recorriendo la ribera de este río y sus hoces.

Nuevo Puente del Molino

Nuevo Puente del Molino

Viejo Molino del Comendador

Viejo Molino del Comendador

En el Puente del Molino del Comendador

En el Puente del Molino del Comendador

El chiquero.

A unos 12 km de Luciana, dirección La Puebla de Don Rodrigo, se encuentra El Chiquero. Este pintoresco lugar es un antiguo núcleo de población, dentro del término municipal, que se asienta cerca del río Guadiana y se encuentra rodeado por el monte y un paisaje adehesado. Del antiguo núcleo aún quedan en pie algunas fachadas de adobe y otras casas que sí se han conservado, habiendo sido restauradas procurando conservar su estructura original.

Esta es una zona de aprovechamiento forestal y ganadero con un alto valor paisajístico (mirador del Chiquero) y ecológico.

El Chiquero

El Chiquero

Las cuevas de La Carnicera y Los Muñecos.

En la sierra de La Carnicera se encuentra la cueva homónima, donde se hallan evidencias de un antiguo asentamiento paleolítico. Actualmente no se encuentra marcada como ruta oficial (se están considerando estudios para abrirla) pero si es frecuentada a menudo por excursionistas y aficionados al senderismo.

La Carnicera

La Carnicera

 

La cueva de Los Muñecos se encuentra entre los términos municipales de Luciana y la vecina Abenójar. Es una cueva prácticamente virgen de acceso libre aunque se recomienda extremar la precaución durante su visita, sobre todo si se va con niños. El agua ha modelado la cueva de tal forma que aparecen figuras y formas curiosas a lo largo del recorrido.

Cueva de los muñecos

Cueva de los muñecos

 

Los paisajes de Luciana.

En cuanto al valor paisajístico y ecológico, ¡qué decir! Luciana se encuentra en una Zona Especial de Protección de Aves y Lugar de Interés Comunitario (LIC-ZEPA Ríos de la cuenca media del Guadiana y laderas vertientes) circunstancia que le concede una gran importancia medioambiental y un espectáculo para los ojos como bien podéis ver en estas fotos. El paisaje es muy dinámico y cambiante a lo largo de las cuatro estaciones del año y está formado por un mosaico de rañas, bajo monte, encinares, vegetación riparia y dehesas que hace las delicias de los fotógrafos y videoaficionados que lo otean.

Paisajes de Otoño e Invierno.

 

 

 Si se recorre a pie o en bicicleta la ruta del Guadiana entre octubre- noviembre, os maravillaréis al contemplar la variada paleta de colores otoñales que pintan la ribera y que se reflejan en el agua así como, a principios de esta estación podréis escuchar la berrea de los venados. Estos majestuosos animales se dejarán ver en el claro del bosque chocando sus cuernos mientras pelean, por lo que es muy recomendable ir pertrechados de unos buenos prismáticos para gozar de este espectáculo. Así también os podréis encontrar con escurridizos corzos, zorros y jabalíes entre otras especies. Hay que decir que Luciana es zona de abundante actividad cinegética (caza y pesca) siendo abundantes los cotos privados de caza.

Es en otoño e invierno cuando asoman con más frecuencia las nutrias nadando y jugando en las aguas de ambos ríos, aunque suelen preferir las del Guadiana. Estos mamíferos que se encuentran protegidos son indicadores de la calidad de las aguas fluviales ya que gustan de ríos poco contaminados.

Si en algo se distingue Luciana es por su riqueza ornitológica. Así en invierno podréis ver la Garza Real, Garceta Común y entusiasmaros con el vuelo de los Cormoranes y rapaces entre las que destacan las Águilas y Cernícalos entre otros.

Paisajes de Primavera y Verano.

Con la llegada de la primavera y el verano el potencial ornitológico se duplica. Así durante estas estaciones se pueden observar las Cigüeñas pescando en las márgenes del río, las Golondrinas y Aviones Comunes anidando en las fachadas de los edificios además de los vivos colores del Chochín, Martín Pescador y el Abejaruco. Durante el día podréis levantaros con el canto del Ruiseñor y según asciende el sol distinguiréis el arrullo de las Palomas Torcaces, el grajeo de las Urracas y el conocido cu-cu de un Cuco escondido en la espesura del monte. A la caída del sol los búhos, lechuzas y en especial los autillos serán la melodía que destaque entre el barullo de grillos y ranas que habitan en la ribera.

Como bien os habréis dado cuenta es un rincón por descubrir para el visitante que ama, protege y disfruta de la naturaleza. Espero que gustéis de este viaje y que nos contéis las experiencias vividas que sin duda serán muchas y muy buenas. El próximo post que dedicaremos a Luciana se centrará en el Patrimonio histórico-artístico y las leyendas que rodean a Santa María Egipciaca.

El municipio dispone de alojamiento en casas rurales, una zona recién habilitada para parada de caravanas, restaurantes y área recreativa. Toda la información al respecto la podéis encontrar en la página web de Luciana: http://www.ayuntamientodeluciana.com

 

Garza Real

La Garza Real os saluda desde El Bullaque

 

 

 

 

Anuncios

Autor: Jana

Crea magia con tus propias manos porque como un sabio dijo un día "la vida es sueño y los sueños, sueños son."

Un pensamiento en “Viaje a Luciana (I). Paraje entre ribera y monte

  1. Pingback: Viaje a Luciana (I). Paraje entre ribera y monte | Piedrabuena Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s