Mazo de descartes

Hablando de lunas y superlunas

2 comentarios

Superluna en Madrid

Superluna en Madrid

Mientras escribo este post estoy viendo salir por la línea del horizonte madrileño, entre los edificios y la cúpula gris de smog que nos envuelve, la famosa “superluna” que los medios han difundido tanto. Debo decir que es impactante pues, va ascendiendo como un globo anaranjado surcando los cielos de Madrid. Se parece a una de esas estampas de la saga Star Wars, o eso imagina mi mente cuando la dejo volar libre mientras contemplo la luna llena.

Me noto rara, extrañamente excitada y con la creatividad empujando en mi mente ansiosa por salir. Vuelvo a mirar a la luna y me surge una inquietud que siempre he tratado de responder. ¿En verdad la luna llena nos afecta? ¿De qué forma? ¿En nuestro comportamiento,  en el sueño o en nuestra forma de sentir?

En luna llena los lobos aúllan en el monte, aumentan las peleas nocturnas entre gatos, los animales se ponen en celo, crece el nacimiento de crías y la vida en los océanos se desestabiliza al son de las mareas. Todo el mundo sabe que la luna ejerce un fuerte poder sobre mares y océanos, produciendo las mareas, que combinadas con situaciones meteorológicas extremas pueden ser incluso peligrosas para las zonas de costa. En general el influjo lunar alcanza de alguna manera a todas las superficies acuosas del planeta en mayor o menor medida. Los seres vivos de la Tierra estamos compuestos de un elevado porcentaje de agua, en el caso del hombre adulto un 65 %. Una cantidad de agua expuesta a la constantes variaciones de la fase lunar. Por ejemplo algunos estudios han relacionado el poder de atracción lunar con la variabilidad del flujo de savia en algunas plantas, siendo este máximo en días de luna llena, mostrándose más bonitas y exuberantes. Me pregunto si es esta una de las explicaciones a nuestro comportamiento caótico durante estos días.

Otro efecto que parece tener la luna sobre el ser humano, en especial sobre las mujeres, es que regula la actividad reproductora. El ciclo menstrual femenino está regulado por el ciclo lunar.

Desde tiempos inmemoriales nuestros ancestros adoraban a la diosa luna. Ella era la diosa de la fertilidad y le dedicaban escabrosos rituales en pos de concebir hijos, bendecir el ganado además de obtener buenas cosechas. Nuevas parejas se forman, aumentan los matrimonios, etc. Es la que controla el ciclo de la vida y la muerte. El nacimiento y el paso a la otra vida.

Desde el punto de vista científico todo esto tiene que ver con el influjo lunar sobre la cantidad de hormonas y su regulación. Aún no se conoce muy bien que mecanismos se ven afectados y si explican los cambios en el ciclo menstrual, variaciones de humor y exaltación de emociones. Efectos que aumentan durante las “superlunas” (periodos en los que la luna se encuentra a menos distancia de nuestro planeta pudiéndose ver más grande en el cielo.) Entonces… ¿Se reduce todo a pura química? ¿Es física: acción- reacción; atracción-repulsión? Me parece que constituye otro de los misterios que nos rodean. Incluso algo mágico podría decir.

Ya la “superluna” se encuentra arriba en el cielo, próxima a su cenit e ilumina sutilmente la catedral de la Almudena; cuyas vidrieras, a estas horas envueltas en oscuridad, reflejan la luz pálida y blanquecina de nuestro satélite.

La luz lunar también es fuente de mitos, leyendas e ingrediente de antiguos rituales paganos. ¿Quién no se ha imaginado danzando en el bosque bajo la luna llena? Yo la encuentro inspiradora y a su vez relajante. No puedo evitar que mi imaginación vuele guiada por los rayos de luna y cree personajes de cuento, versos de poemas y colores para un cuadro. La luna llena puede alterar la consciencia y puede producir insomnios, sueños extraños e incluso pesadillas.

Todas estas divagaciones produce la gran máquina que es la mente humana, mientras vuelvo a oir en la televisión la enésima definición de “superluna”. Una “superluna” preciosa para los aficionados a la fotografía, que sin duda nos hace vibrar de extraña manera y nos permite ser más receptivos a colores, olores y sensaciones. Así que yo me despido poniendo a raya mis emociones y procurando mantener lejos el papel de clínex ahora que comienza una noche de cine.

 

Anuncios

Autor: Jana

Crea magia con tus propias manos porque como un sabio dijo un día "la vida es sueño y los sueños, sueños son."

2 pensamientos en “Hablando de lunas y superlunas

  1. La verdad es que los efectos de la luna son muchos y muy variados. Por ejemplo, las mujeres tienen 13 periodos al año, que coincide con las 13 lunas llenas. Además, en noches de luna llena se producen mas partos que en resto de noches. Mujeres a las que se les retrasa o adelanta tienen muchas posibilidades de aproximarse a días de luna llena. Muy chulo el post!!

  2. Si, la verdad es que al parecer suele afectar más a las mujeres. Una fuerte luna de solsticio o una superluna puede cambiar tu periodo. Lo del aumento de los partos también lo había oído y me parece curiosísimo. En fín, ya hay investigaciones que estudian estos efectos, a ver que sacan en conclusión y si poco a poco se resuelve el misterio…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s