Mazo de descartes

Qué difícil es hacer pis en el campo para una chica

4 comentarios

chicapisokHoy inaguro una serie de post relativos a situaciones cómicas en momentos difíciles. Muchas veces algo que puede ser de lo más normal del mundo se torna excesivamente complicado en un pis pas, generando una serie de catastróficas desdichas. Por ejemplo, cuántas veces por agacharnos a por un boli se ha roto la pata de la silla, hemos rodado como una croqueta por el suelo y al levantarnos, nos hemos atizado con el canto de la ventana abierta. Nunca hubiéramos pensado que por agacharnos a por un boli la cosa se iba a complicar tanto, ¿verdad? Pues en homenaje a esas situaciones a priori intrascendentales y mundanas, esas situaciones tontas, caseras, habituales, de poca dificultad, pero que se complican de manera infrahumana, en homenaje a ellas, doy por inagurada esta serie de post, al que denominamos: Serie de Catastróficas Desdichas (SCD).


 

El primero de esta serie de post se refiere al inicialmente sencillo hecho de hacer pis a la intemperie para una chica. Seguramente habrá féminas que no piensen igual que yo, pero bueno, al  fin y al cabo, estas líneas están dedicadas a aquellas que, como yo, pasan un mal rato en dicha tesitura.

Pues bien, aquí os pongo un ejemplo verídico de por qué para las mujeres es tan complicado miccionar en el campo.

Cuando eres un hombre y tienes un apéndice (no vamos a entrar en detalles ni tamaños), que te permite miccionar de pie y propulsar el pis a una distancia x de ti formando un perfecto tiro parabólico, el hecho de pasar una agradable mañana al aire libre es fabuloso. Cuando tu vejiga te dice: “oye, que estoy llena”, no hay más que buscar un arbolito, una roca, una piedra o campo abierto, mirar hacia donde va el aire, sacar tu apéndice y hacer pis. Simple, fácil y para toda la familia. Es algo discreto, elegante, rápido, íntimo, no te ve nadie, aunque el árbol tenga 2 cm de ancho o esté pasando a tu lado toda la vuelta ciclista a España.

Ahora bien, cuando eres una chica la cosa cambia…y cambia mucho…veamos por qué:

Primero, lo normal es que vayas al campo con pantalones. Es más cómodo y práctico para casi todo. No me imagino yo a nadie saltando por los montes con faldita. Bueno, a un par de ellas si, pero son muy pocas. En definitiva, donde esten unos buenos vaqueros…

chicapisokSegundo, como en el campo te mueves, hace calor y demás, terminas bebiendo mucha cantidad de líquidos (esto es muy sano, y está avalado por todos los médicos y especialistas en salud). Ay, y ¿luego qué pasa? Te haces pis. Cuando te haces pis siempre piensas, bueno, mi cuerpo aguanta, ya lo haré en casa. Pero no siempre es posible. Así que cuando tu vejiga va a explotar y estás tan llena que no puedes ni pensar, te decides a buscar un sitio para hacer pis.

Ese es el primer problema. Un sitio adecuado para hacer pis siempre es un wc; lo demás, nunca es adecuado. ¿Qué elementos podemos encontrarnos en el campo para miccionar a gusto? ninguno, no os engañéis. ¿Un árbol? Nunca da suficiente cobertura; ¿Un arbusto? Normalmente pinchan y tienen bichos; ¿Una roca? No…pasando. Y ese es el primer dilema de este rompecabezas.

donde no pis

Una vez que encuentras el sitio propicio para orinar es cuando viene lo peor … el hecho en sí de orinar. Hay que pensar que mientras que un chico se baja a bragueta y sólo saca su apéndice, las chicas necesitamos bajarnos los pantalones hasta la rodilla (porque ya hemos dicho que al campo hay que ir con pantalones), ponernos en cuclillas y hacer pis. Esto implica, primero, que ya no es un movimiento elegante, discreto e íntimo; no, tienes el culo en pompa en mitad del campo. Además, cuando te agachas corres el riesgo de que las ramitas y briznas de hierba del terreno te rocen en lugares poco oportunos, con la consiguiente grima. No hay que olvidarse de que, en cuclillas, con el culo en pompa, agachada, mirando para todos lados, es necesario mantener los pantalones en las rodillas para que no se vayan subiendo. Esto ha de hacerse principalmente con una mano. La otra mano deberá sostenerte a ti y equilibrarte, apoyándote con ella donde puedas.

Otra cosa importante es el clinex. Ya, ya lo sé, es fundamental. Como una mano está ocupada con la ropa en las rodillas y la otra con el apoyo, ¿el clinex donde va? A los dientes o al canalillo, los test de pruebas han demostrado que cualquiera de las dos son ubicaciones idóneas.

clinex

Bien, ya estamos preparadas para hacer pis. ¿Y ahora qué? Pues no sale. No me extraña, con todo el pollo que llevas montado….pero en fin, tu eres una chica preparada… ahora hay que conseguir concentrarse y miccionar. Lo mejor en estos casos es pronunciar el típico phsiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, para conseguir que empiece a salir el chorrito.

Bien, tarde o temprano se consigue. Muy bien, felicidades, ¡¡¡has conseguido hacer pis en el campo, buena chica!!! Según el pis va saliendo empiezas a poder pensar de nuevo, wow, qué gustito, qué feliz eres…Pero te queda una parte importante del prodecimiento. Llevas tanto tiempo aguantando el pis que ahora tienes para mucho rato en esa posición … y el pis parece no acabarse nunca… eso supone dos cosas; por un lado, te empiezan a flaquear las piernas. La postura infernal está pasando factura y no sabes por cuánto tiempo vas a poder soportarlo. Por otro, tu gran pis está empezando a empapar el terreno y crear charco, y a ambos lados de ese charco que se expande ¿qué hay? Tus depotivas. ¡¡Oh, no!! ¡¡Qué hago!!

No te queda otra opción que ir dando pequeños pasitos para evitar mojarte y dejar el charco atrás. Eso implica perder parte del equilibrio establecido por una de tus manos (lo bueno es que puedes cojer el clinex) y aumentar la flojera de piernas, que además de la tensión tienen que ejecutar el movimiento de traslación. En casos en los que hay mucho pis puedes llegar a recorrer grandes distancias, tal vez inventen algún día un Record Guinness de “reguero de pis campero”.

reguero de pis

Por fin acaba todo. Ya no te queda nada dentro, y consigues coger el clinex y limpiarte. Levantarte, con las piernas acolchadas, y recomponerte la ropa lo más dignamente posible. Al fin y al cabo eres una mujer del siglo XXI, y si hay que hacer pis en el campo, lo haces y punto.

Anuncios

4 pensamientos en “Qué difícil es hacer pis en el campo para una chica

  1. Que cierto!!!! Que panzada a reír…¿Sera por qué yo soy de los que lo pueden hacer de pie?.puede ser!!!

  2. Esa era la idea, echar unas risas!!! Nos alegramos de que te haya gustado tanto.

  3. Me has descrito a mi jajajaja-. Pero te ha faltado añadir que mientras estas concentrada haciendo pis tu media mente esta pendiente de si pasan personas por cualquier lado y te vayan a pillar. Jejejej.

    Gracias por el post.

    • Pues, si, tienes toda la razón, no lo he puesto!!! Cómo se me ha podido olvidar!!!! Pues si, estás muy pendiente de quién puede aparecer en cualquier momento, jejeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s